Origen del Textus Receptus

El Textus Receptus es un término en latín que significa texto recibido (también se aplica el término, algunas veces, para referirse al Texto masorético).

Textus Receptus es el nombre por el cual se alude al texto griego del Nuevo Testamento editado por Erasmo de Rotterdam (Desiderius Erasmus) en el siglo dieciséis. Este texto representa a un conjunto de manuscritos en lengua griega del Nuevo Testamento, de los cuales los más antiguos datan aproximadamente del siglo X, y son la base de muchas traducciones clásicas de la Biblia tanto al español como a otros idiomas (versiones anteriores a 1881). Erasmo de Rotterdam había publicado en 1522 una compilación crítica del Nuevo Testamento Griego y Latino, que sirvió como base preferencial de traducción desde el S. XVI al S. XIX.

La influencia de dos hermanos, Buenaventura y Abrahán Elzevir, introdujo el término ‘textus receptus’ como parte del prefacio a su edición del texto en 1633.

Erasmo se baso en unos pocos manuscritos que tenía a la mano para realizar su edición del texto griego. Como a la copia que tenía de Apocalipsis (Revelación) le faltaba el final, recurrió a traducir el texto del latín al griego, introduciendo así varios errores. Por ejemplo en Revelación 22:19 en lugar de decir απο του ξυλου (“del árbol”) redactó απο βιβλου (“del libro”), una lectura que no se encuentra en ningún manuscrito griego. Hay otros casos donde también incorporó el texto de la Vulgata Latina, como por ejemplo en Hechos 9:5-6. Esto sumado al hecho de que los manuscritos en los que se basó representan una forma tardía del texto bizantino hizo necesario un gran progreso hasta llegar al grado de reestablecimiento del texto griego tal como lo exponen hoy los textos maestros más modernos [como ser el de Nestle-Aland, Merk, Bover, entre otros] (The Text of the New Testament and Introduction to the Critical Editions and to the Theory and Practice of Modern Textual Criticism de Kurt Aland y Barbara Aland, Eerdmans Publishing, págs. 3-11. Un Comentario Textual Al Nuevo Testamento Griego de Bruce Metzger, Sociedades Bíblicas Unidas, págs. 8*, 10*, 316, 317 y 684). Estos últimos toman como base manuscritos mucho más tempranos, como ser el Códice Sinaitico (siglo IV) o el Códice del Vaticano 1209 (siglo IV), tomando en cuenta otros como el Papiro 46 (cuya datación es cercana al año 200 de nuestra era) o el Papiro 75 (Siglo III), entre tantos otros (The Text of the New Testament and Introduction to the Critical Editions and to the Theory and Practice of Modern Textual Criticism de Kurt Aland y Barbara Aland, Eerdmans Publishing, págs. 99, 101, 107 y 109.).

El lector de habla hispana puede remitirse a la Biblia Paralela (publicada por Editorial Vida) para contrastar una versión [Reina Valera 1960] de las Sagradas Escrituras traducida del Textus Receptuscon otra [Nueva Versión Internacional] basada en ediciones modernas del texto griego ( ver Comprendamos cómo se formó la Biblia de Neil R. Lightfoot, Editorial Mundo Hispano, págs. 208, 209, 211 y 212).

A continuación veremos algunas de las diferencias que podemos encontrar entre el Textus Receptus (con todas las características de manuscritos del siglo XIV y XV –The Text of the New Testament and Introduction to the Critical Editions and to the Theory and Practice of Modern Textual Criticism de Kurt Aland y Barbara Aland, Eerdmans Publishing, pág. 4-) y textos más modernos (confeccionados sobre manuscritos que llegan incluso a principios del siglo 2 -el Papiro 52 se data como cercano al 125 de nuestra era-). Para la cita del Textus Receptus lo exponemos tal como aparece en Novum Testamentum Textus Stephanici A.D. 1550. En cuanto al texto moderno que nos servirá de ejemplo es The Greek New Testament cuarta edición revisada editado por Sociedades Bíblicas Unidas.

MATEO 6:4

TEXTUS RECEPTUS: οπως η σου η ελεημοσυνη εν τω κρυπτω και ο πατηρ σου ο βλεπων εν τω κρυπτω αυτος αποδωσει σοι εν τω φανερω.

Reina-Valera 1960: “para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

THE GREEK NEW TESTAMENT (SBU): πως  σου  λεημοσύνη ν τ κρυπτ· κα  πατήρ σου βλέπων ν τ κρυπτ ποδώσει σοι.

Nueva Versión Internacional: “para que tu limosna sea en secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.”

1 JUAN 5:7,8

TEXTUS RECEPTUS: οτι τρεις εισιν οι μαρτυρουντες εν τω ουρανω ο πατηρ ο λογος και το αγιον πνευμα και ουτοι οι τρεις εν εισιν και τρεις εισιν οι μαρτυρουντες εν τη γη το πνευμα και το υδωρ και το αιμα και οι τρεις εις το εν εισιν

Reina-Valera 1960: “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.”

THE GREEK NEW TESTAMENT (SBU): τι τρες εσιν ο μαρτυροντες, τ πνεμα κα τ δωρ κα τ αμα, κα ο τρες ες τ ν εσιν.

Reina Valera Actualizada (Editorial Mundo Hispano): “Porque tres son los que dan testimonio: el Espíritu, el agua y la sangre; y los tres concuerdan.”

Nos damos cuenta que algunas diferencias entre el Textus Receptus y las ediciones críticas modernas son importantes. Esto ha llevado a que el Textus Receptus tenga defensores y detractores. Sus defensores lo llaman también “Majority Text” o Texto Mayoritario, Texto de la Mayoría. Esto se debe a que la mayoría de los manuscritos griegos presentan la forma bizantina del texto -recordemos que esta es la misma que la del textus receptus-. Esto parecería suficiente razón creer en una superioridad del Textus Receptus sobre los textos modernos. Sin embargo, este dato por si solo no implica que el texto sea más fiel, es decir, más cercano al original, a la autógrafa. ¿Por qué decimos esto? Bueno, toda esa gran cantidad de manuscritos podrían ser copias (directa e indirectamente) de un solo manuscrito corrompido, la gran similitud entre los manuscritos bizantinos nos debería hacer pensar en esta posibilidad. Además al momento de determinar lo confiable de un manuscrito debemos considerar cuan cercana al original es tal copia. Recordemos que las ediciones críticas modernas consideran también manuscritos varios siglos más antiguos que los que conforman el llamado Texto Mayoritario.

Vale recordar que el nombre técnico que reciben los escritos originales es Autógrafa y que es a las copias en el idioma original a las que se denomina manuscritos. La autógrafa original de los textos bíblicos no existe, pero si manuscritos de gran antigüedad, siendo los más importantes en lo que refiere a las Escrituras Hebreo-arameas, a inicios del siglo XXI los Manuscritos del Mar Muerto o Escritos de Qumram (que son manuscritos del Antiguo Testamento).

Obtenido de “http://es.wikipedia.org/wiki/Textus_Receptus

Publicado el 19 abril, 2011 en Paganismo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: